Un mundo de teléfonos móviles y servidores

2011 - 02 - 28

Hoy han sido publicados informes referentes a las tendencias en dos mercados muy diferentes pero que cada vez guardan más relación, el de los teléfonos móviles y el de los servidores para Internet.

A nadie se le escapa que los terminales telefónicos han ido ganando en prestaciones de forma notoria en los últimos años con la llegada de los llamados teléfonos inteligentes o smartphones. Dispositivos que en la mayoría de los casos están fuertemente ligados a los servicios en la nube, léase grandes centros de datos formados por servidores.

Según los datos referentes a la venta de servidores en 2010, éstas se han incrementado en un 17%. Notable para un mercado que no dejó de crecer a pesar de la crisis, en gran medida a raíz de la explosión de servicios en Internet.

Por otra parte el número de teléfonos inteligentes en Europa ha aumentado de forma generalizada en el pasado año; terminales que harán uso de servicios en la red.

Con estos dos datos en la mano no es difícil imaginarse un panorama en el que pequeños dispositivos personales y grandes centros de datos se alimentan mutuamente para formar un entorno que gran crecimiento en años venideros. Un crecimiento ya anunciado, que se ratifica con los datos de ventas en los dos últimos años. Muy difícil ya resignarse a creer en una nueva manera de entender la computación, la comunicación, los negocios y
el conocimiento.
...more

La computación verde se hace necesaria

2010 - 12 - 16

Ayer, escuchando Siglo 21(minuto 37), me llamaron la atención las palabras de Javier Alonso, profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña: “La suma de todos los centros de procesamiento de datos, CPDs a nivel mundial, consumen más que Suecia entera”, refiriéndose al gasto energético que han alcanzado las grandes instalaciones informáticas que utilizan empresas e instituciones, entre ellas las aplicaciones Cloud Computing.
Google actualmente cuenta con más de un millón de servidores para hacer funcionar sus aplicaciones, y aunque parezca una gran cifra, solo representa el 2% del número total servidores. Los centros de datos forman el eje central de todo negocio en Internet, y como se está comprobando el consumo puede ser notable; desde luego no parece que los negocios en línea dejen de crecer. Greenpeace estima que en 2020 se triplicarán las emisiones de CO2 producidas por la energía que necesitarán las instalaciones que hagan la computación en la nube posible.
Por suerte para nosotros la energía cuesta dinero, y los propietarios de estos grandes centros de datos tienen incentivos para ahorrar toda la energía posible y emitir menos CO2 (algunos directivos además de intentar salvar el planeta, quieren ahorrar algún dinero). Así que los diseñadores y fabricantes de estos centros están dando cada vez más prioridad a contener el consumo de sus instalaciones. IBM hablaba hace algunos meses de su intensión de crear centros de datos sin emisiones (con matices), una afirmación algo pretenciosa, pero que supone un buen punto de partida.
Como dice Javier Alonso, hay que entender la computación verde en un sentido amplio, tanto vale bajar directamente el consumo de un equipo, como disminuir los viajes de directivos aprovechando las videoconferencias, o aprovechar el calor generado por los procesadores para calefactar un edificio. El Green Computing se vuelve obligatorio si no queremos que la nube se vuelva contra nosotros.
...more